Imprimir
Categoría: Noticias
Visto: 376

La “Guía de Buenas Prácticas: Transparency, Ad Fraud & Brand Safety 2019” es la segunda guía que la Comisión de Industria Publicitaria (CIP)* -impulsada por la Asociación Española de Anunciantes (aea) en 2017 y compuesta por las principales asociaciones del sector- lanza al mercado.
2019.LogoAsociacionEspanoladeAnunciantesAEA

La CIP está llevando a cabo, en tiempo y forma, el plan de acción marcado en su creación. El primer documento que puso en marcha fue “Ad Viewability 2017” y su anexo con los parámetros, auditoría y certificación, este último en Julio de 2018.  De este modo, la industria trabaja de forma conjunta en generar la confianza necesaria para el mejor desarrollo de la actividad y comunicación publicitaria con la visión de todos los agentes que forman este sector.

El objetivo de la edición y lanzamiento de esta nueva guía es seguir creando un mejor y más equilibrado ecosistema de marketing digital, en esta ocasión aclarando las áreas de transparencia, fraude publicitario (ad fraud) y seguridad de la marca (brand safety).

Como punto de partida se persigue conocer la transparencia en coste y en el inventario donde las campañas de los anunciantes se ubican. A este respecto, se explica qué se debe controlar y cuáles son las recomendaciones básicas.

Asimismo, se valora como vital analizar si el anuncio es expuesto a un humano en un sitio legítimo para evitar el fraude publicitario. En este sentido, se determina la definición de fraude publicitario, los tipos, las buenas prácticas para combatirlo e incluye recomendaciones.

Por lo que respecta a si el contenido en el que se muestra el anuncio es el óptimo para que no pueda dañar la reputación de la marca (seguridad de la marca), igualmente se ofrece una definición, se especifica el riesgo de la marca y se determinan las mejores prácticas y consejos.

Según se recoge en la guía, en España los porcentajes actuales de fraude publicitario y seguridad de la marca son bajos, -0,5% y 4,8% respectivamente- sin embargo, la Federación Mundial de Anunciantes (WFA) estima que el fraude publicitario representará probablemente más de 50.000 millones de dólares en 2025 según las previsiones más conservadoras.

La inversión en publicidad digital representa prácticamente el 30% del total inversión en medios convencionales, con tasas de crecimiento elevadas cada año. Es, por tanto, un mercado cada vez más maduro y que atrae un mayor porcentaje de inversión de los anunciantes y, como tal, necesita dotarse de unos estándares y buenas prácticas que ayuden a su mejor comprensión y desarrollo.

*La Comisión de Industria Publicitaria (CIP) está compuesta por la Asociación de Agencias de Medios (am), la Asociación Española de Agencias de Comunicación Publicitaria (AEACP), la Asociación Española de Anunciantes (aea), la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC), la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial (AUTOCONTROL), la Federación de Empresas de Publicidad (La Fede), la Mobile Marketing Association (MMA Spain), el Interactive Advertising Bureau Spain (IAB Spain) y la Oficina de Justificación de la Difusión (OJD).

 Descargar Guía de Buenas Prácticas: Transparency, Ad Fraud & Brand Safety 2019

Fuente

Elena Pérez del Monte

Directora de Comunicación

http://byd.hst.ucm.es/47e35357-0531-4a9b-9766-4f8dd2f3c5b2" alt="0.png">